Ejemplos de ácidos

13 febrero, 2012



Un caramelo con gusto agrio; el compuesto químico que, disuelto en agua, produce una solución con un pH menor a 7 y la droga semisintética que se obtiene de la ergolina y posee efectos psicodélicos comparten la condición de ser ácidos.

Según la Real Academia Española (RAE), ácido (del latín acĭdus) es toda sustancia o elemento que tiene sabor a vinagre o propiedades químicas que la llevan a incrementar la concentración de iones de hidrógeno.

Al profundizar en este concepto y tratar de identificar productos considerados como ácidos, adquieren relevancia las nociones de ácido acético (líquido incoloro que surge por la oxidación del alcohol etílico y se utiliza en la síntesis de productos químicos), ácido acetilsalicílico (principio activo de la aspirina), ácido acrílico (líquido soluble en agua que se emplea en la fabricación de pinturas y materiales plásticos) y ácido bórico (sólido blanco que tiene usos industriales y antisépticos).

Otros ejemplos de sustancias y elementos ácidos: ácido tártrico (usado en tintorería y medicina), ácido sulfúrico (compuesto de azufre, oxígeno e hidrógeno que posee múltiples usos), ácido ribonucleico (biopolímero que, según su función, se define como mensajero, ribosómico o transferente), ácido pirogálico (derivado del benceno que se aprovecha como revelador fotográfico y como absorbente de oxígeno en análisis de gases), ácido oxálico (sólido cristalizable útil en la obtención de colorantes pero venenoso), ácido láctico (líquido obtenido por la fermentación de azúcares y acción de los bacilos lácticos) y ácido nítrico (líquido incoloro y corrosivo que se compone de nitrógeno, oxígeno e hidrógeno), aunque el listado es más extenso.