Ejemplos de algoritmos

6 abril, 2011



El conjunto ordenado y finito de operaciones que permiten encontrar la solución de un problema se conoce como algoritmo. A través de diversos pasos sucesivos, estas instrucciones o reglas permiten desarrollar una actividad.

Lo que un algoritmo permite, en otras palabras, es partir de un estado inicial para obtener una solución a través de pasos sucesivos. Pese a que son muy frecuentes en el ámbito de la matemática, los algoritmos no implican necesariamente la presencia de números.

Un ejemplo de este concepto es el denominado algoritmo de multiplicación, que es el método que se utiliza para multiplicar dos o más números:

1298
x 365
———–
6490
7788-
3894–
———–
473770

Todos estos pasos permiten descubrir que 1298 x 365 es igual a 473770.

Otro ejemplo de algoritmo es un manual de instrucciones para hacer funcionar una cafetera eléctrica:

1. Llene el depósito correspondiente con agua.
2. Inserte un filtro.
3. Coloqué cinco cucharadas de café en el filtro por cada litro de agua.
4. Sitúe la jarra en el lugar indicado.
5. Encienda la cafetera.
6. Poco a poco, el café comenzará a caer en la jarra.
7. Desconecte la cafetera: el café ya está listo para beber.

Las órdenes que una maestra da a sus alumnos para la realización de una determinada tarea también pueden considerarse como un algoritmo:

Como primer paso, deben elegir un país donde quieran situar la historia. Luego tienen que poner nombre a los dos personajes y finalmente escribir un cuento de trescientas palabras. El trabajo debe entregarse el viernes a primera hora.

Pueden encontrarse ejemplos de algoritmos, por lo tanto, en cualquier caso en que exista un número finito de pasos para convertir datos de entrada (el problema) en una salida (la solución).