Ejemplos de aminas

1 marzo, 2012



Las aminas son compuestos químicos derivados del amoniaco que surgen por sustitución de uno o dos átomos de hidrógeno por radicales alifáticos o aromáticos.

De acuerdo al número de hidrógenos que sean sustituidos, se puede hablar de aminas primarias (una sustitución), secundarias (dos átomos reemplazados) o terciarias (tres átomos sustituidos).

Como ejemplo concreto de aminas primarias podemos citar a la anilina, un compuesto orgánico levemente soluble en agua que se disuelve con facilidad en la mayoría de los solventes orgánicos. Esta sustancia que posee olor característico y una tonalidad ligeramente amarilla se utiliza para fabricar productos químicos agrícolas, pinturas sintéticas, barnices, herbicidas y antioxidantes, entre otros elementos.

Del grupo de aminas secundarias, en cambio, se pueden mencionar a la dietilamina y la isopropilamina, mientras que del conjunto de las aminas terciarias se puede nombrar a la dimetilbencilamina.

Más allá de las categorías mencionadas, hay que decir que las aminas se pueden definir como aromáticas (rodamina B, piridinio, metil antranilato) y como simpaticomiméticas (un tipo de droga cuyas propiedades se conjugan con las de la hormona adrenalina).

Otros ejemplos de aminas:

Bencilamina (compuesto incoloro que está considerado como un precursor común en síntesis orgánica), Ciclopentilamina (compuesto perteneciente al grupo de las aminas primarias), Etilendiamina (líquido incoloro con olor a amoníaco cuyo vapor es inflamable y puede producir mezclas explosivas al combinarse con el aire), Glucosamina (amino azúcar que actúa como precursor de la síntesis bioquímica en la glicosilación de las proteínas y los lípidos), Melamina (compuesto orgánico soluble en agua que forma naturalmente un sólido blanco), Metilamina (gas incoloro que está considerado como la amina primaria más sencilla), Trimetilamina (amina terciaria, inflamable e higroscópica que surge de la descomposición de animales y plantas).