Ejemplos de asientos

6 febrero, 2012



Un asiento es mucho más que un mueble que le permite al ser humano estar sentado (una posición en la cual el cuerpo descansa sobre las nalgas) ya que el concepto también se utiliza en otros contextos para hacer referencia al lugar que alguien posee en un tribunal o junta; al sitio donde se fundó un pueblo o inmueble; a la acción y al efecto de asentar materiales en una obra; a una anotación que se realiza para evitar olvidos y registrar operaciones contables y para describir al estado y orden que deben tener las cosas.

De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), este vocablo es parte de expresiones populares con significados específicos como ocurre con “asiento de colmenas” (superficie donde se divisa un colmenar no cercado), “asiento de los bobos” (nombre que se le da en Uruguay al asiento de los ómnibus urbanos cuyo respaldo queda contra las ventanillas) y “asiento registral” (inscripción en un registro público).

Así, entonces, además de estas ideas se pueden citar como ejemplos de asientos a cualquier silla, sillón o banco que permita a una o más personas permanecer sentadas. De buscar elementos más específicos, se podrá hablar de asientos eyectables (piezas presentes en los aviones que permiten la expulsión del piloto en caso de peligro) o recordar el asiento peligroso de la Mesa Redonda del Rey Arturo.

Otra clase de asiento es el tratado o acuerdo de paz que se firmaba en otros tiempos para lograr que un grupo de comerciantes recibiera un monopolio sobre una ruta comercial o producto. Como ejemplo de esto puede citarse al Asiento de Negros que se concedió en Inglaterra una vez concluida la Guerra de Sucesión Española.