Ejemplos de asientos contables

27 febrero, 2012



Un asiento contable es un registro o anotación que se realiza en el libro diario de contabilidad para reflejar modificaciones cuantitativas o cualitativas en el patrimonio de una empresa.

Estos ingresos pueden clasificarse, en función de sus características, como asientos simples (aquellos conformados por una cuenta acreedora y otra deudora) y asientos compuestos (donde existe una cuenta deudora y varias acreedoras, varias deudoras y una acreedora o un número considerable de ambas variables).

Los asientos contables, en función de los conceptos y a los montos a los que hagan referencia, varían de una compañía a otra (incluso, no son iguales todos los meses ni se repiten con exactitud año tras año), pero todos tienen la misma finalidad: permitir un control periódico sobre un determinado patrimonio. Saber utilizarlos y conocer su importancia, por lo tanto, resulta fundamental a la hora de hacer un seguimiento contable que permita evaluar tanto el activo como el pasivo de una organización.

A continuación, un ejemplo hipotético que permite apreciar las características, la ubicación y la apariencia de un asiento contable:

– La firma FundoCrer S.A., especializada en indumentaria de trabajo, compra en enero maquinaria por un monto total de $15.000, paga en ese mismo mes $80.000 en concepto de sueldos y abona $10.000 de impuestos. A su vez, tiene un patrimonio de $800.000 y recibe ingresos por $30.000, además de un extra de $15.000 por cheques adeudados. Los asientos contables de este periodo, por lo tanto, quedarían así: