Ejemplos de átomos

14 febrero, 2012



La Física y la Química poseen un lenguaje específico compuesto por términos que no forman parte del vocabulario cotidiano del común de la gente, por eso no siempre uno comprende qué significan en concreto vocablos como molécula o átomo.

A fin de ayudarlos a ampliar sus conocimientos, a continuación explicaremos el concepto de átomo y ofreceremos ejemplos que faciliten su reconocimiento.

Según la Real Academia Española (RAE) un átomo es la unidad más pequeña con existencia e identidad propia de un elemento químico. Se trata, de acuerdo a los expertos, de una partícula indivisible con núcleo, protones, neutrones y electrones orbitales que posee un número característico para cada elemento químico.

Entre las variantes que se pueden reconocer aparecen el átomo de hidrógeno (también llamado átomo monoelectrónico, el más simple de todos y el único que, desde el punto de vista de la mecánica cuántica, admite una solución analítica exacta) y el átomo de carbono. Respecto a este último, se puede resaltar que cuando el carbono adopta la forma del grafito, cada átomo se mantiene unido a otros tres átomos en un plano basado en celdas hexagonales.

De hablar de átomo intersticial, en cambio, se hará referencia a un defecto específico de un mineral que surge por un átomo suplementario y provoca una distorsión considerable en la proximidad del átomo pero que se atenúa con la distancia, mientras que un átomo exótico es aquel análogo a un átomo normal en el cual uno o más electrones y/o protones están reemplazados por partículas elementales distintas.