Ejemplos de balance general

16 noviembre, 2011



El concepto de balance general bien podría entenderse como una especie de fotografía ya que supone la realización de un proceso que permite recabar datos concretos que reflejan el estado de una empresa durante un periodo específico.

El balance general se lleva a cabo para identificar lo que posee una compañía hacia una determinada fecha, tanto de ganancias como de deudas y hasta de montos de dinero que están pendientes de cobro. Completarlo y apreciar su contenido, por lo tanto, permite averiguar el estado general de un negocio para controlar gastos, acentuar el crecimiento o diseñar estrategias respecto a los movimientos.

En la confección del balance general hay tres categorías que no pueden faltar: Activos, Pasivos y Patrimonio. Este último, dicen los expertos, es lo que se obtiene al restarle los pasivos a los activos.

Si bien un balance general exige múltiples detalles y precisiones de las que suelen encargarse empleados instruidos al respecto, para ejemplificar su sentido podemos citar algo de información hipotética que permita comprender el valor del balance. Así, entonces, podríamos armar uno con los siguientes datos:

Se decide armar al día 16 de noviembre de 2011 el balance general de la compañía Wamblur, especializada en productos textiles. Sus activos (obtenidos a partir del dinero de caja, bancos, cuentas por cobrar y activos fijos, entre otros ítems) alcanzan los 200.000 pesos, mientras que los pasivos (obligaciones bancarias, cuentas por abonar, sobregiros, deudas con proveedores, etc.) suman 90.000 pesos. Las respectivas descripciones que permiten establecer cómo se ha llegado a ambos montos permiten determinar que el patrimonio de la firma es de 110.000 pesos.