Ejemplos de bemol

3 Noviembre, 2011

En el plano musical, se suele mencionar con frecuencia el término “bemol”. ¿De qué se trata y qué significado posee? Pues es un concepto que refleja de una nota la particularidad de tener su entonación un semitono más bajo que el de su sonido natural.

Esta condición se representa con la letra ‘b’, un signo que en este contexto hace evidente la alteración del sonido natural de la nota o conjunto de notas que modifica.

Según los expertos en este tema, existe también el doble bemol (nota con una entonación dos semitonos más abajo en relación a su sonido natural), un recurso muy empleado en partituras en las cuales se advierten múltiples alteraciones.

Para quienes no se especializan en cuestiones musicales es difícil reconocer las notas de cada melodía, pero gracias a los análisis históricos y referencias bibliográficas que se conservan en relación a los trabajos de grandes artistas, hoy en día es posible saber que, por ejemplo, el compositor austríaco Franz Schubert solía emplear La Bemol Mayor, al igual que su colega polaco Frédéric Chopin.

A diferencia de ellos, Ludwig van Beethoven eligió para su Sinfonía nº3 (la llamada “Heroica”), el Mi Bemol Mayor, la misma clase de nota que Joseph Haydn introdujo en “Concierto para trompeta”.

De hacer foco en el Si Bemol Mayor, asimismo, se puede saber que Johann Sebastian Bach y Wolfgang Amadeus Mozart se valieron de ella para algunas composiciones musicales que alcanzaron una interesante notoriedad a través del tiempo, tales los casos de “Concierto de Brandenburgo nº 6” y “Concierto para piano nº 27”.