Ejemplos de bipartición

15 noviembre, 2011



La bipartición (término derivado del latín bipartitĭo que supone la división de algo en dos partes) es una forma de reproducción asexual que se puede observar en bacterias, levaduras de fisión, algas unicelulares y protozoos.

Según los expertos, este fenómeno que también se conoce bajo el nombre de fisión binaria se basa en la división del núcleo para después producirse la división del citoplasma. Este proceso da lugar al surgimiento de dos células hijas idénticas.

De acuerdo a las características de esta segmentación, se puede hablar de bipartición regular, de bipartición de tipo ameba, longitudinal, transversal y de bipartición oblicua.

Esta clase de reproducción es propia de organismos como las amebas (protozoos rizópodos que pueden vivir en aguas dulces o marinas, en tierra húmeda o como parásitos en distintas especies de animales), las vorticelas, los paramecios (protozoos ciliados que se cultivan con propósitos experimentales y habitan en aguas dulces de charcos y estanques) y los tripanosomas (género de parásitos flagelados que poseen una membrana ondulante y son capaces de generar enfermedades graves de tipo infeccioso), así como también existen ciertos tipos de lombrices que se reproducen por el mecanismo de la bipartición.

Cabe resaltar por otra parte que, además de asociar el vocablo a un tipo de reproducción, a nivel médico es usual aprovechar el significado de la noción para crear expresiones como la bipartición hepática, un procedimiento que puede anteceder a una resección del hígado de un ser humano. Al segmentar el órgano, los profesionales pueden identificar con precisión las zonas enfermas y actuar en consecuencia para mejorar la vida del paciente.