Ejemplos de contrato individual de trabajo

20 mayo, 2011



Contractus es un vocablo de origen latín que, con el paso del tiempo, ha inspirado el surgimiento de contrato, un término que en la actualidad se entiende como el pacto o convenio que se establece entre dos o más partes para cumplir un determinado compromiso.

De estos acuerdos existen, en el ámbito laboral, dos modalidades: el llamado contrato colectivo de trabajo y el contrato individual.

Este último comprende la alianza entre una persona física (el trabajador), quien acepta llevar a cabo una cierta tarea para una persona física o jurídica (el empleador) bajo condiciones de dependencia y subordinación, así como quien la contrata accede a pagar una remuneración por esa labor.

Los contratos individuales pueden ser de duración indefinida o de perfil temporal. En la práctica, estos documentos podrían surgir y ser valorados en situaciones como las que se describen a continuación:

- Romina Grefa es profesora de Educación Física y, tras superar con éxito varias entrevistas, ha sido confirmada por el Club Recreación Estival como su flamante incorporación en vistas a la colonia de verano. Antes de iniciar un trabajo en conjunto, los directivos de la entidad elaboran un contrato individual de carácter temporal donde están especificados los datos personales de la docente que estará a cargo del grupo de diez y doce años, el tipo de tarea que desarrollará, la remuneración a obtener y la duración del compromiso asumido por ambas partes, entre otros detalles.

- Grupo Fiorenza está en busca de personal capacitado para satisfacer las dudas de los eventuales clientes y orientarlos en relación a modelos, marcas y productos que puedan adaptarse a sus requerimientos. Sebastián Borzone es uno de los candidatos seleccionados por la empresa para el área de call center, razón por la cual el jefe de Recursos Humanos le acerca al empleado un contrato individual de tiempo indefinido para sellar entre ambos el compromiso de, por el lado de Borzone, cumplir con los objetivos laborales propuestos y, desde la compañía, de abonar de forma mensual un determinado importe en reconocimiento al trabajo realizado.