Ejemplos de debilidades personales

29 septiembre, 2011



Debilidad personal es una expresión que combina dos ideas para llegar a hacer referencia a la falta de vigor, energía o confianza individual.

Tal como ha destacado Ejemplos.com.mx en una oportunidad, existen varias definiciones y aplicaciones para el término debilidad (derivado del latín debilĭtas). De todas ellas, un grupo gira en torno a la descripción de aquellas características personales que pueden dificultar o restarle trascendencia al desarrollo individual: las llamadas debilidades personales.

Este conjunto nuclea a actitudes, sensaciones y pensamientos que dan muestra de una personalidad débil y reflejan falta de confianza en uno mismo, desvalorización y/o desprecio por sí mismo y una visión pesimista acerca de los alcances de las acciones que uno lleva a cabo. En base a esta definición, entonces, se pueden considerar como debilidades personales a la susceptibilidad, a la pereza, a los problemas para relacionarse con el entorno y a la dificultad para concentrarse.

Por ejemplo: Un joven ingeniero ha sido contratado por una compañía multinacional por sus excelentes referencias. Es inteligente, se recibió con calificaciones inmejorables y aparenta tener buenas ideas, pero las autoridades de la firma se sorprenden cuando comprueban que, pese a tener condiciones, este profesional falla a la hora de concretar los proyectos porque evidencia serias dificultades para trabajar en equipo y asumir el rol de líder. Su falta de confianza en sí mismo lo lleva a consultar cada paso a dar y a no mostrarse firme frente a quienes están por debajo suyo.

Claro que, en un sentido más amplio, se puede aprovechar el término de debilidad personal para hacer referencia a las debilidades físicas de alguien (ya sea a nivel muscular o motriz como consecuencia de enfermedades o factores congénitos) o a la carencia de fortaleza psíquica (un aspecto que puede manifestarse por medio de evidencias de alguna debilidad mental o emocional).