Ejemplos de depredación

2 septiembre, 2011



La depredación, un concepto surgido a partir del término en latín depraedatĭo, es un vocablo que en español está definido como la acción y el efecto de depredar. ¿Qué significa depredar? Pues según la Real Academia Española (RAE), robar y saquear con violencia, aunque si se lo asocia a los actos cometidos por un animal, entonces se lo entiende como la acción de cazar a otros ejemplares de distinta especie para lograr la subsistencia.

Como a nivel ecológico se trata de una interacción biológica que forma parte de la lucha por la supervivencia, puede ocurrir que un animal sea depredador de algunos organismos pero, al mismo tiempo, presa de otros.

El oso polar, por ejemplo, es un superdepredador en el Ártico, así como en África el superdepredador es el león. La orca, por su parte, es un depredador poderoso ya que tiene la capacidad de atacar tanto a ballenas como a tiburones, mientras que los pingüinos eligen crustáceos, peces y calamares para no pasar hambre.

Como ejemplos de otros casos de depredación pueden citarse el vínculo entre las serpientes y los ratones y, a la vez, citar a estos roedores como los depredadores de ciertas clases de plantas. En otros contextos, también se puede resaltar que el águila es una de las mayores aves depredadoras ya que con su poderoso y puntiagudo desprende la carne de las presas que alza en vuelo por más que sean más pesadas que ella.

El parasitismo, por su parte, representa una forma particular de depredación ya que supone el desarrollo de un vínculo muy fuerte entre el organismo que se alimenta de otro y su huésped.