Ejemplos de derivadas

26 septiembre, 2011



El concepto de derivada no se aplica en un sólo ámbito y, por lo tanto, no posee un único significado. Si uno rastrea su uso en español no tardará en advertir que la palabra puede ser entendida desde la gramática (para describir a un vocablo que se forma por derivación), desde la química (para mencionar a un producto que se obtiene de otro) y desde la matemática (para hacer referencia al valor límite que se deduce de la relación entre el incremento del valor de una función y el aumento de la variable independiente).

Cabe destacar que, desde el enfoque exclusivo de la matemática, este término da origen a alternativas como las derivadas parciales, las derivadas direccionales, las derivadas fraccionales, las derivadas funcionales y las derivadas en el sentido de las distribuciones.

En cambio, si se lo asocia a las cuestiones químicas, se pueden obtener otra clase de opciones. En este marco, por ejemplo, es posible establecer que la gasolina es una mezcla de hidrocarburos derivada del petróleo, mientras que el biocarburante es un producto utilizado como combustible derivado de la biomasa.

Distinto también es el caso de las derivadas contempladas en el plano gramatical ya que allí sólo es posible enriquecer el concepto a través de la enumeración de vocablos que se forman a partir de las raíces de otras y constituyen juntas una familia de palabras.

Por ejemplo: ratonera deriva de ratón; medicina es una palabra derivada del latín medicīna; salero deriva de sal; cantante deriva de cantar; florero deriva de flor; monedero es derivada de moneda y automovilista es derivada de automóvil.