Ejemplos de descripción literaria

4 octubre, 2011



La descripción (aquella acción basada en la representación y el delineamiento de algo con el fin de transmitir una idea precisa y lo más completa posible del elemento o individuo que se desea describir) puede clasificarse de diferentes maneras en función del objetivo que persiga, el lenguaje que utilice, la caracterización que realice y el objeto que la inspire.

Cuando, por ejemplo, se hace uso de términos poéticos y se construyen frases que transmiten una idea de belleza y apuntan a causar placer estético por medio de una descripción, se define a dicha representación como una descripción de tipo literario.

Como evidencia de esta clase de descripción se puede citar al escritor español Juan Ramón Jiménez, quien en “Platero y yo” optó por describir a un burro no con términos específicos relacionados a su condición de animal sino de la siguiente forma: “Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón…”.

Al igual que él, el afamado Edgar Allan Poe deleitó a millones de lectores que apostaron por el contenido de “La caída de la Casa Usher” con la siguiente descripción literaria que forma parte de uno de los párrafos del relato: “Sacudiendo de mi espíritu eso que tenía que ser un sueño, examiné más de cerca el verdadero aspecto del edificio. Su rasgo dominante parecía ser una excesiva antigüedad. Grande era la decoloración producida por el tiempo. Menudos hongos se extendían por toda la superficie, suspendidos desde el alero en una fina y enmarañada tela de araña…”.