Ejemplos de determinantes

29 septiembre, 2011



Frente al concepto de determinante hay varias definiciones que se pueden extraer. Una de ellas es la que presenta a esta palabra como un adjetivo que sirve para determinar alguna cuestión (“Su llamado fue determinante para que me arrepintiera de la decisión tomada”) y otra es la que lo aborda desde el plano de la matemática para utilizarlo como nombre de una forma multilineal alternada de un cuerpo. Asimismo, es posible emplear la noción en el campo de la lingüística para combinarla con un sintagma nominal y dar espacio al surgimiento de un sintagma determinante.

Además de todas estas aplicaciones, se puede mencionar la existencia de los verbos determinantes, los cuales se caracterizan por ser aquellos que rigen a otros y necesitan estar juntos para formar una oración, tal como ocurre con “quiero estar solo” o “necesito llegar a tiempo”.

Cabe destacar también que los expertos en lingüística reconocen dentro de la categoría general de determinante subtipos como los de los actualizadores (determinante que permite situar al núcleo del sintagma nominal con mayor o menor precisión en tiempo y espacio), los cuantificadores (aquellos que miden al núcleo del sintagma nominal) y los clasificadores (tipo de modificador nominal). También se otorga valor a los denominados predeterminantes, los cuales pueden aparecer antes que los demás determinantes, tal como ocurre al pronunciar expresiones como “todo el mundo cree los artistas son inalcanzables”.

Los artículos, por ejemplo, son una clase de determinantes: “La casa es grande”, “Un cachorro fue rescatado por un automovilista”. Lo mismo ocurre con los actualizadores demostrativos y posesivos: “Este almohadón fue creado por mi tía”, “Sus zapatos estaban sucios”.