Ejemplos de diálogos

5 septiembre, 2011



Diálogo, del latín dialŏgus, es un término que en español da nombre a la plática entre dos o más personas. Su significado, según se aprecia al profundizar en sus aplicaciones, puede ser utilizado no sólo en la vida cotidiana sino también en literatura y música.

De acuerdo a los expertos, el mundo de las letras define a diálogo como un género literario clásico que se desarrolló en la Grecia Antigua y fue potenciado en el Renacimiento por el Humanismo. En este ámbito, el diálogo también da origen a una tipología textual que puede aparecer en novelas, cuentos u obras teatrales para marcar los intercambios de información entre dos o más personajes.

En cambio, la perspectiva musical lo define como un concepto que hace referencia a una composición a dos voces o a dos instrumentos que se alternan en la melodía o canto. En la práctica, esta modalidad puede apreciarse en especial en las escenas de una ópera.

En la vida cotidiana, un diálogo común puede establecerse entre un cliente y un verdulero, tal como se aprecia en el ejemplo que figura a continuación:

– Buenos días, quiero un kilogramo de papas y cuatro naranjas
– ¿Algo más?
– No, está bien así
– OK, son cinco pesos
– Tome, muchas gracias
– De nada, que tenga un buen día

En un reportaje, en cambio, el diálogo suele ser más extenso e incluir, además de preguntas, datos que el entrevistador pudo recopilar con anticipación y que enriquecen la nota. Aquí, un ejemplo ficticio:

Periodista: Leí en una oportunidad que no querías dedicarte a la música sino triunfar como futbolista, ¿a qué se debió el cambio de planes?
Entrevistado: Pues a una lesión que sufrí de joven, que me alejó para siempre de las canchas y, como desde pequeño me atrajo el tema de la creación e interpretación musical, al ver frustrado mi sueño deportivo me animé a probar suerte como cantautor.