Ejemplos de dilemas morales

3 octubre, 2011



Un dilema está entendido como un argumento compuesto por dos proposiciones que se oponen a nivel disyuntivo con el propósito de permitir a través de cualquiera de ellas demostrar lo que se intenta probar. La moral, por su parte, es aquello relacionado al accionar humano desde el punto de vista de su bondad o malicia.

De combinar ambos significados, se puede arribar a la noción de dilema moral, un concepto que puede catalogarse de hipotético si plantea problemas abstractos o bien presentarse como real si está basado en episodios conflictivos de la vida cotidiana.

Para comprender de forma sencilla y directa cómo se traduce esta definición a la práctica, a continuación describiremos algunas situaciones que llaman a la reflexión a partir de distintos dilemas morales.

Si, por ejemplo, la violencia escolar va en aumento y se multiplican los casos de alumnos agresivos que ponen en riesgo tanto a educadores como a sus propios compañeros, ¿qué es lo que se debe hacer: contener a estos estudiantes conflictivos y “perdonar” sus excesos a fin de revertir sus conductas o privilegiar el derecho del resto para aprender y educar en un ambiente agradable y seguro?

Por otra parte, cuando una mujer es violada y como consecuencia de ello queda embarazada, ¿qué debería hacer: aceptar su maternidad aún cuando no se trata de un hijo deseado y asumir en soledad todo lo que acarrea semejante situación o interrumpir la gestación pese a saber que se le pone fin a una vida bajo el convencimiento de evitar así problemas futuros tanto para ella como para el niño?