Ejemplos de dominios

8 septiembre, 2011



Mucho antes de que el avance de la tecnología permitiera hacer masivo el uso de las computadoras (ordenadores) y la navegación en Internet, había términos que nada tenían que ver con la informática.

Uno de ellos es dominio (del latín dominĭum), un concepto que hoy se aplica en varios ámbitos y que los aficionados a la computación asocian tanto a las direcciones web (dominio de Internet) como al conjunto de ordenadores que se encuentran interconectados con otros equipos (dominio de red).

Si uno consulta a la Real Academia Española (RAE), podrá comprobar que el vocablo también hace referencia al poder que un individuo posee para disponer y utilizar aquello que es de su propiedad; a la influencia que se ejerce sobre otra persona; al territorio que se encuentra sujeto a un Estado; al conocimiento profundo de una ciencia, arte o idioma y al derecho de propiedad.

Claro que, al investigar al detalle, es posible advertir que el concepto también permite realizar clasificaciones en el campo de la biología. Al respecto, se puede decir que Eukaryota (o Eucariontes) es el dominio de organismos celulares que poseen núcleo verdadero. De él forman parte animales, hongos y plantas.

“Ella demuestra tener un gran dominio del francés”, “El padre ejercía un dominio evidente sobre toda la familia” y “Messi sorprende al mundo con su extraordinario dominio de la pelota” son frases que también permiten descubrir el uso correcto que se le puede dar a la noción de dominio.

De querer fijar la atención en la aplicación de la idea a nivel Internet, entonces se podrán encontrar millones de ejemplos de dominios registrados (como puede ocurrir con nombres hipotéticos como “recuerditos.net” o “ropacanina.com”) y distintos códigos de país para servicios correspondientes a dominios de nivel superior geográfico.