Ejemplos de dureza

28 septiembre, 2011



La Real Academia Española (RAE) reserva varios significados para el término dureza (derivado del latín duritĭa). Así, entonces, es posible definir a este vocablo tanto como una cualidad de duro y al bulto o callosidad que se produce en ciertas partes del cuerpo humano como así también como la resistencia que opone un mineral a ser rayado por otro.

En base a estas acepciones, se pueden originar conceptos como el de la dureza del agua (el cual resalta la calidad de dura que puede tener el agua) y el de dureza de vientre (relacionado a la dificultad para la evacuación fecal).

De querer profundizar al respecto y hallar ejemplos de dureza a nivel industrial, entonces habrá que especializarse en escalas como las de Brinell (poco exacta para materiales duros), Knoop (la cual mide la dureza en valores de escala absoluta) y la de Rockwell (opción que permite obtener la dureza por medición directa).

En cambio, si se busca una aplicación más amplia en la vida cotidiana, es posible relacionarlo a cuestiones difíciles, complejas o extremas, tal como lo evidencian frases como “La dureza del clima obligó a cancelar los vuelos”, “El entrenador reconoció la dureza del partido” o “Su padre es muy estricto y criticó con dureza el accionar del joven”.

Asimismo, para hacer mención a las durezas corporales se pueden pronunciar expresiones como “Detecté una dureza en mi seno izquierdo que me preocupa”, “Antes que llegue el verano debo arreglarme los pies y eliminar de ellos toda clase de dureza o callosidad” o “La dureza que tenía en el codo parece haberse esfumado”.