Ejemplos de ecuaciones cuadráticas

15 mayo, 2012



La matemática es una ciencia que aparece en nuestra vida desde que somos pequeños y que, a lo largo de nuestra etapa estudiantil, nos obliga a pensar más para resolver desafíos, razonar e incorporar conocimientos cada vez más complejos.

Las ecuaciones (esas estructuras de igualdad donde hay datos revelados pero al menos una incógnita), por ejemplo, son expresiones que nos obligan a aplicar saberes previos, a emplear la lógica y a seguir un determinado proceso para arribar a la solución correcta, aunque no todos los ejercicios basados en ellas presentan el mismo grado de dificultad o poseen la misma apariencia.

Según los expertos en esta materia, el número de pasos que se requieran para el resultado y la clase de cifras empleadas determinan el nombre de cada ecuación. Hay varios tipos de ecuaciones, pero en esta ocasión sólo haremos referencia a las que se conocen como cuadráticas o de segundo grado.

Las ecuaciones cuadráticas son estructuras algebraicas en las cuales la incógnita posee al número dos como potencia mayor. Para expresarlas se apela a la fórmula ax² + bx + c = 0, pero la que recibe el nombre de fórmula cuadrática y permite hallar el resultado preciso de todas las ecuaciones de segundo grado se expresa de la siguiente manera:

Cabe resaltar que, en una función cuadrática, la representación adecuada es una parábola. En estos gráficos, las ecuaciones ofrecen resultados que permiten a la parábola tener intersecciones con el eje de las abscisas.

Ejemplos de ecuaciones cuadráticas que puede proponer en clase un profesor:

9x² + 6x + 1 = 0
x² – 6x + 8 = 0