Ejemplos de égloga

9 mayo, 2012



Si les agrada la literatura y sienten atracción por el universo poético, tal vez consideren interesante la idea de conocer el concepto de égloga y descubrir ejemplos de esta clase de composiciones artísticas a las cuales numerosos expertos definen como una variedad enmarcada dentro de la poesía lírica.

Según informa la Real Academia Española (RAE), égloga es un término derivado del latín eclŏga (que, a su vez, halla su origen en un antiguo vocablo griego) que se utiliza para identificar a un texto de características poéticas que posee contenido bucólico. Suele adquirir la apariencia de una pieza teatral interpretada en un acto y estar protagonizado por pastores, quienes acostumbran entablar diálogos inspirados en el ambiente campestre y en cuestiones de índole amorosa.

De ahondar en este subgénero y querer hallar obras que pueden ser reconocidas como églogas, la investigación y recopilación de materiales nos conducirá hasta el célebre poeta griego Teócrito (quien las ofreció desde un trabajo conocido bajo el nombre de “Idilios”) y nos recordará el legado de Virgilio, el poeta romano que las desarrolló en “Bucólicas” (volumen en el cual, entre otras églogas, aparecen la protagonizada por los pastores Títiro y Melibeo, la centrada en Dametas y Menalcas y otra que gira en torno a las vivencias de Alfesibeo y Damón).

Más allá de estas referencias, resulta interesante saber que entre quienes cultivaron este arte y contribuyeron a expandir las églogas en tiempo y espacio también se encontraron Garcilaso de la Vega, Bernardo de Balbuena, Juan Meléndez Valdés Lope de Vega, entre muchos otros grandes autores de diversas nacionalidades que aún hoy son admirados a nivel mundial por sus valiosos aportes literarios.