Ejemplos de formularios

29 mayo, 2012



Con frecuencia, las cuestiones burocráticas nos obligan en distintos ámbitos a completar documentación que, muchas veces, incluye la presentación de determinados formularios. Ahora bien, ¿sabemos en concreto en qué consiste un formulario y en qué contextos aparecen en busca de información referida a nosotros?

Si te interesa este tema y deseas acumular información al respecto, no dejes de prestar atención a los párrafos que siguen, ya que en ellos describiremos el concepto y proporcionaremos ejemplos concretos que ayuden a comprender mejor la noción.

Según la Real Academia Española (RAE), se denomina formulario a aquello que, de alguna manera, se relaciona a los formulismos o a las fórmulas, pero también se trata de un vocablo que describe como adjetivo a todas las acciones que se llevan a cabo siguiendo los pasos de un procedimiento o respetando un determinado método. Asimismo, se lo acepta para definir a los documentos impresos con casilleros sin completar y a las publicaciones donde se incluyen fórmulas necesarias para la concreción de un proceso específico.

Con el avance de la tecnología, como sabrán muchos de ustedes, los formularios dejaron de ser exclusivamente de papel para incorporar la opción de formularios web. Estas alternativas propias de la modernidad invitan, por citar un caso en particular, a completar datos personales (nombre y apellido, dirección postal, teléfono, fecha de nacimiento, etc.) cuando se desea gestionar una compra online o realizar un trámite.

Para postularse como candidato en un certamen o, simplemente, para participar de un concurso, también es habitual que se deban rellenar los espacios en blanco de los formularios diseñados en función de la información que se requiere para aceptar o rechazar la participación de un individuo.