Ejemplos de fortalezas

21 septiembre, 2011



Una fortaleza, dice la Real Academia Española (RAE), es una virtud cardinal que la doctrina cristiana asocia a vencer el temor y huir de él, aunque también es la condición de fuerza y vigor y da nombre a los recintos fortificados.

Fuera de estos significados, se puede utilizar el término para hacer referencia a alguna localidad (como sucede con Fortaleza, una localidad del departamento boliviano de Pando, y con otra homónima pero que se encuentra en el estado brasileño de Ceará) o incluso para mencionar una pintura de Botticelli.

Cabe destacar por otra parte que el concepto suele ser empleado en el análisis FODA para reconocer las fortalezas y debilidades de una empresa o proyecto comercial. Así, entonces, es posible reconocer como puntos fuertes a aquellos elementos internos y positivos que marcan la diferencia frente a las demás firmas del rubro.

Para identificar a las fortalezas y potenciarlas, las autoridades pueden hacer foco en las ventajas de la compañía, en sus valores agregados y distintivos, en su capacidad para advertir y/o superar dificultades, etc.

A fin de aportar claridad sobre esta aplicación del término fortaleza, a continuación describiremos una situación hipotética que bien puede ocurrir en la vida real.

Una empresa que fabrica y comercializa calcetines (medias, según en qué país se nombre al producto) posee maquinaria de última generación y materia prima ecológica para elaborar las prendas. Además, el personal a cargo del proceso recibe capacitación constante y es estimulado con incentivos económicos para optimizar los tiempos y mejorar la producción.

Si bien la firma tiene mucho por mejorar, sus directivos saben que, a diferencia de la competencia, cuentan con una infraestructura moderna y recursos humanos de excelencia que les permiten lograr productos de calidad con ahorro de dinero y sin perjudicar al medio ambiente. Ahí, pues, se encuentran sus fortalezas.