Ejemplos de géneros literarios

6 agosto, 2012



Al hacer foco en el mundo de la literatura, es posible reconocer múltiples categorías o clasificaciones que ordenan, de algún modo, a los contenidos o trabajos literarios. Se trata, como el título de este artículo lo adelanta, de los géneros literarios, un sistema de tipificación que toma en cuenta varios criterios para catalogar a cada obra.

Así, entonces, existe la posibilidad de dejarse cautivar por autores que cultivan el género narrativo (como aquellos que desarrollan fábulas, novelas, cuentos y leyendas), disfrutar el género dramático (propuestas que pueden ser representadas o llevadas a escena) o interesarse por las particularidades del género lírico (grupo que nuclea a poemas o a textos que transmiten emociones, sentimientos o las sensaciones que experimenta quien los desarrolla). Claro que, en este contexto, también hay quienes prefieren consumir opciones enmarcadas en el género didáctico, un conjunto compuesto por obras pensadas para promover el aprendizaje o ayudar a divulgar, de manera artística, ideas, datos e hipótesis que, a su vez, se subdivide en otros géneros.

En Japón, asimismo, existen géneros literarios específicos entre los cuales aparece, por citar un caso concreto, el haiku, tal como se conoce a un tipo de poema tradicional.

“Don Quijote de la Mancha”, la célebre novela ideada por Miguel de Cervantes Saavedra, es un ejemplo de obras pertenecientes al género narrativo. “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, el recordado título del poeta Pablo Neruda, en cambio, puede clasificarse como parte del género poético. Por su parte, Octavio Paz enriqueció al género didáctico con un ensayo bautizado como “La llama doble”.