Ejemplos de globalización

30 julio, 2012



Se conoce como globalización a un fenómeno de extensión que abarca a empresas de diversos rubros, culturas, pueblos y naciones y que se caracteriza por la unificación de criterios, influencias, políticas y cuestiones financieras, entre otras.

La denominación surge del espíritu global de este proceso complejo que busca establecer una dimensión integral donde no se tengan en cuenta las fronteras sino que se genere una interdependencia entre las naciones. Como es de suponer, semejante modelo ha dado espacio a lo largo de la historia a múltiples interpretaciones y definiciones.

Cabe resaltar también que a raíz de la globalización tienen lugar una gran cantidad de situaciones que, según cómo se las analice, pueden ser positivas o negativas. Así, entonces, frente a esta tendencia se pueden reconocer como puntos a favor los beneficios en materia de comunicación y las facilidades para obtener información al instante, el trabajo conjunto entre personas de dos o más países debido a que muchos productos se desarrollan en un determinado lugar pero las materias primas se importan de otro territorio y la posibilidad de encontrar servicios o bienes similares sin importar dónde uno se encuentre.

Más allá de estas cuestiones, hay quienes consideran que la globalización puede atentar contra industrias nacionales (a veces, es difícil para una nación competir en precio y calidad con mercados extranjeros, como sucede por ejemplo con Bolivia frente a los productos de origen chino que se comercializan allí a bajo costo) o tener efectos rebote que, por citar un caso posible, genera que la crisis económica que atraviesa Europa se sienta en otros continentes.