Ejemplos de glúcidos

20 julio, 2012



Si alguna vez te preguntaste a qué se refiere el concepto de glúcido y te interesa saber más al respecto, es probable que este artículo te ayude a despejar tus dudas y a incorporar conocimientos.

Para empezar a introducirnos en este tema, te contaremos en primer lugar que este vocablo es el modo más común de hacer referencia a los hidratos de carbono. Se trata de biomoléculas también conocidas como carbohidratos o sacáridos que están formadas por hidrógeno, oxígeno y carbono.

De acuerdo a las características y la complejidad que posean estas estructuras, se puede hablar de glúcidos monosacáridos (los más simples de todos, son empleados tanto como fuente de energía como en el proceso de la biosíntesis), disacáridos y oligosacáridos, así como también de polisacáridos.

Dentro del conjunto de los disacáridos (moléculas que al ser hidrolizadas dan origen a un par de monosacáridos libres) aparece como más popular la sacarosa, seguido por la lactosa (componente de la leche que consumimos gran parte de nosotros) y la maltosa.

Por su parte, los oligosacáridos suelen estar combinados con proteínas y aparecer, entonces, como parte fundamental en la conformación de las denominadas glucoproteínas.

De analizar el grupo de los polisacáridos, en cambio, aparecen como ejemplos concretos el almidón (glúcido presente en la dieta de los seres humanos, a quienes les aporta más de la mitad de las calorías diarias), el glucógeno (presente en diversos tejidos humanos, es abundante en el hígado y también se localiza en pequeñas dosis en la musculatura) y la celulosa (compuesto insoluble en agua que abunda en la biomasa de la Tierra).