Ejemplos de habilidades sociales

12 septiembre, 2011



Una habilidad es aquella actividad para la cual el ser humano, en cualquier etapa de su vida, manifiesta capacidad, gracia y destreza.

Existen numerosos campos para desarrollar habilidades y, por lo tanto, es posible distinguir múltiples tipos de habilidades, pero en esta oportunidad sólo haremos referencia al conjunto de conductas relacionadas a la comunicación y a la interacción con terceros que se conoce bajo el nombre de habilidad social.

Esta clase de habilidad basada en acciones de uno con los demás pero también en intercambios favorables entre los demás y uno mismo se adquiere en el propio hogar pero se nutre y resulta influida por experiencias vividas fuera del entorno familiar. Para dominarla y destacarse con ella, es imprescindible tener un buen nivel de autocontrol emocional y aprovechar las fortalezas de la propia personalidad para lucirse en sociedad.

La asertividad, la empatía y el dominio de la comunicación no verbal para manifestar de modo correcto y adecuado sentimientos, emociones y pretensiones son algunas de las habilidades sociales que muchos seres humanos poseen de forma casi innata y las aplican con éxito y casi sin esfuerzo en distintos escenarios de su vida cotidiana.

Elogiar en el momento adecuado a alguien o a algo para lograr una cierta aprobación es, por ejemplo, una habilidad simple que puede ser asociada al carisma y a la simpatía. Asimismo, con un discurso amable pero enérgico y convincente, es posible conseguir que se cumpla un derecho, obtener favores, resolver eventuales conflictos o lograr los cambios solicitados.