Ejemplos de hipótesis estadística

5 octubre, 2011



Una hipótesis es, en líneas generales, una suposición que da cuenta de algo posible o imposible y permite extraer en base a ella una consecuencia. Cuando se la utiliza para investigaciones, la hipótesis es una conjetura de trabajo que se establece de forma provisoria para encaminar la pesquisa y confirmar o negar la validez de las presunciones iniciales.

Según los expertos, las hipótesis pueden clasificarse de distintos modos y tener múltiples finalidades. Así, entonces, es posible reconocer a las hipótesis generales, a las específicas, a las nulas y hasta a las hipótesis estadísticas, entre otros tipos.

Sobre las ya mencionadas hipótesis estadísticas, hay que decir que son aquellas que someten a prueba y expresan a las hipótesis operacionales a través de ecuaciones matemáticas.

No todas las suposiciones pueden analizarse y ser demostradas en base a cálculos matemáticos, pero hay casos en los cuales sí es posible confirmar o refutar una hipótesis valiéndose de estadísticas.

Con este recurso, por ejemplo, pueden resolverse hipótesis como las que establecen lo siguiente:

“Las muchachas jóvenes consumen más bebidas alcohólicas que los hombres o las mujeres maduras”
“En la República Argentina hay más salas teatrales por habitante que en Chile”
“Dos de cada tres individuos no recogen los desechos que sus mascotas dejan en la vía pública”
“Cinco de cada diez ciudadanos no reconocen a primera vista a sus gobernantes”
“Los adolescentes que viven en grandes núcleos urbanos beben más alcohol que aquellos que residen en pueblos de pocos habitantes”
“Los bebés nacidos durante la época primaveral se enferman menos que aquellos que nacen en otoño”
“Los hombres contratan más servicios bancarios que las mujeres”