Ejemplos de humanización

27 julio, 2012



Cuando se indaga en el concepto de humanización se llega hacia el acto y la consecuencia de humanizarse o humanizar a un ser u objeto. Esto significa que hablar de humanización es hacer referencia al proceso de otorgarle características humanas y/o dotar de bondad y sensibilidad a un determinado individuo, animal o cosa.

En base a esta definición teórica se puede describir como humanización a numerosas acciones que los seres humanos impulsan o llevan a cabo en diversos ámbitos. Una familia que adopta un perro y trata a la mascota como si fuera un bebé humano recién nacido (le da de comer en la boca, lo hace dormir en brazos, le pone pañales), por ejemplo, termina con esas actitudes anti-naturales por humanizar al animal.

Los niños que tratan a sus juguetes como seres animados y les hablan, les piden consejos o hasta los consideran sus amigos, por su parte, también sirven como modelos para entender en qué consiste la humanización.

Asimismo, los proyectos que proponen humanizar la salud hacen hincapié en dejar de entender a los pacientes como un cliente o un número sin rostro ni identidad para pasar a considerarlo una persona que necesita contención, respeto y ser escuchada y tenida en cuenta por el profesional que la atiende. En este contexto, como sabrán muchos de ustedes, aparece la idea de “humanizar el parto”. ¿De qué se trata esto? Pues de conseguir que los obstetras, enfermeras, parteras y todos los profesionales que ayudan a una mujer al momento de dar a luz acompañen, contengan e informen a la embarazada para demostrar que sus deseos, pensamientos y necesidades son tenidos en cuenta.