Ejemplos de ideas

30 noviembre, 2011



Una idea es el primero y más básico de los actos de entendimiento ya que se limita al simple conocimiento de algo, aunque también es una imagen o representación que queda en la mente sobre un objeto percibido. En otros contextos, además, se relaciona a la intención de concretar una determinada acción y al plan o disposición que se ordena en la fantasía para el desarrollo de una obra.

Si se trata de una idea inesperada, por otra parte, se lo acepta como sinónimo de ocurrencia, pero si está asociada a una obsesión se la suele presentar bajo la expresión de “idea fija”.

Como se puede advertir, existen numerosos tipos de ideas, razón por la cual a continuación citaremos varios ejemplos de uso a fin de demostrar cómo se trasladan las definiciones a la práctica.

“No tengo ni remota idea de cómo arreglar esta máquina”, “Tengo una idea: ¿y si le preparamos una fiesta sorpresa para alegrarla?”, “No ha sido una buena idea venir a visitarte, ¿no?”, “No evalúo por el momento la idea de cambiar de empleo”, “Me aterra la idea de morir joven”, “Marcos es un hombre de ideas claras pero le falta iniciativa para concretar sus proyectos”, “Fue una gran idea venir de paseo al campo”, “Los investigadores aún no tienen una idea concreta de lo que pudo haber pasado” y “El maestro propuso hacer una asociación de ideas para que los alumnos descubrieran por sí mismos cómo resolver el desafío” son algunas de las expresiones que permiten apreciar la utilidad que se le puede dar al vocablo.