Ejemplos de imprudencia

25 Febrero, 2016

La falta de prudencia a la hora de conducirse por la vida (cualquiera sea la actividad desarrollada) da como resultado una imprudencia.

imprudenciaEn Derecho, se define como imprudencia temeraria a las culpas que resultan injustificables y graves. En territorio estadounidense, por citar un caso real para que resulte sencillo comprender esta noción, una pareja fue arrestada por la policía y llevada a la Justicia, donde enfrentan cargos de negligencia infantil y de imprudencia temeraria, porque dejó que su hija, una menor de nueve años de edad, conduzca el automóvil familiar dado que ellos estaban en estado de ebriedad.

Y ya que planteamos líneas arriba una situación vinculada a los vehículos, no está de más señalar que, lamentablemente, a diario se registran numerosos accidentes (muchas veces con resultados fatales) por las imprudencias al volante. Son imprudentes los conductores que manejan cuando tienen más alcohol en sangre que el nivel permitido, que comen y/o beben mientras conducen, que pasan semáforos en rojo y que se comunican vía celular (enviando mensajes de texto o manteniendo conversaciones de voz con el teléfono en su oído que les impiden tener las dos manos sobre el volante) con el coche en movimiento.

Las imprudencias de los adultos pueden generar problemas y malos momentos en cualquier ámbito. Por la falta de conciencia de una madre que hizo funcionar una batidora en el agua donde estaba bañando a su pequeño hijo para divertirlo con espuma y olas como resultado de la agitación del líquido, el niño podría haber sufrido alguna lesión corporal si el aparato lo rozaba o hasta una descarga eléctrica.