Ejemplos de IVA

10 enero, 2012



Como sabrán muchos de ustedes, en varios países del mundo se aplica sobre el consumo el denominado impuesto sobre el valor agregado o añadido, un gravamen que suele estar identificado a nivel general por la sigla IVA.

Este impuesto financiado por el consumidor final es recibido por el vendedor al momento de concretarse cualquier transacción comercial. En este proceso, el cliente asume la obligación de abonar el IVA sin tener derecho a reembolso.

Cabe resaltar también que las tasas afectadas por el IVA no son iguales en todas las naciones donde rige el impuesto. Incluso, hay productos sujetos a tasas reducidas por ser considerados como de primera necesidad. En la República Argentina, por ejemplo, la tasa normal de IVA es de 21%, mientras que en Chile esa cifra se ubica en 19% y, en Paraguay, en 10%.

En algunos catálogos, las empresas optan por aclarar que el precio de cada producto ofrecido posee el IVA incluido, pero en otros se puede leer la leyenda “Precio XX + IVA”.

A continuación, con el propósito de dar ejemplos concretos sobre la utilización y presentación del IVA, describiremos algunos productos de marcas inventadas que bien podrían ser parte del catálogo de una cadena de negocios.

Cafetera Expresso CafecitoChic: $ 640 + IVA

Notebook CompDisk con carcasa en negro o blanco según stock. Precio final: $3.460 (IVA incluido)

Juego de tazas de porcelana compuesto por 12 piezas: $1.300 (IVA incluido)

Lavarropas CleanClothes semiautomático: $1.900 + cargos de envío (según zona, sin cargo o desde $40 + IVA)