Ejemplos de jerga

19 enero, 2012



Se conoce como jerga al lenguaje especial y familiar que comparten entre sí las personas que desarrollan cierta profesión, oficio o actividad, o tienen en común un determinado status, como sucede con los toreros, los jóvenes, aquellos que están privados de su libertad, los médicos y los abogados, entre otros.

Como resulta evidente, por la exclusividad que supone esta especie de dialecto la jerga puede resultar difícil de comprender para quienes no forman parte del grupo que domina este lenguaje particular.

Claro que ciertos términos a veces trascienden a nivel social y pasan a tener un significado común, tal como ocurre en Argentina con vocablos como “caco” (delincuente), “NN” (persona no identificada), “finca” (casa, hogar, inmueble), “gato” (palabra que los jóvenes utilizan para referirse a alguien de manera despectiva) y “llantas” (en ciertas clases sociales, sinónimo de zapatillas).

Algunos ejemplos de uso de jergas de distintos ámbitos:

“El occiso presentaba dos heridas de arma blanca”
“El paciente entró en paro”
“General, le informo que el fuego amigo causó tres bajas”
“Te envío las imágenes en alta”
“Quedate piola o te quemo…”
“Tirá la diagonal y picá hasta el fondo”
“Confirmame tu ancho de banda”
“Debo entregar la planificación”
“Voy a instalar una cupla para salir con ¾”
“En la próxima ofensiva vamos a hacer pick and roll”
“Lo agarró con la guardia baja y le metió un jab”
“Me hizo un drop, se lo devolví con slice, pero me pasó con un globo”
“Rescatate que ahí viene el cobani a engomarnos”