Ejemplos de joint venture

17 enero, 2012



La expresión ‘joint venture’ da nombre a una clase de acuerdo comercial que supone la inversión conjunta a largo plazo de dos o más personas jurídicas o empresarios.

Esta estrategia que, en ocasiones, se presenta bajo el título de ‘alianza comercial’ puede llevarse a cabo para producir nuevos bienes o servicios, para conquistar nuevos mercados o bien para lograr un respaldo mutuo en el proceso productivo que les permita compartir costos y riesgos económicos, entre otros.

Cabe resaltar que la joint venture no implica ni fusión ni absorción, es decir, las firmas que la concretan mantienen su independencia.

Para entender el alcance de este concepto y cómo puede apreciarse en la práctica, a continuación describiremos situaciones hipotéticas con marcas ficticias que representen con fidelidad el espíritu de una joint venture.

– Cocuchais S.A. es una empresa que fabrica bebidas cola. Por su parte, Materísimmos es una compañía dedicada a productos relacionados a la yerba mate. A fin de ampliar los horizontes de ambas, sus respectivos responsables firman una joint venture para llevar a cabo un nuevo emprendimiento: la elaboración y distribución de una gaseosa con sabor a mate.
– La empresa textil RopaCreativa decide consolidar una joint venture con una compañía del rubro electrónico y una firma discográfica para poner en marcha un ambicioso proyecto de fabricación de remeras dotadas con un dispositivo capaz de reproducir canciones de afamados artistas.
– ToysForKids fabrica muñecos de peluche y acepta una propuesta de joint venture que le han acercado desde FraganciasExóticas S.R.L. La idea es producir osos que despidan desde sus cuerpos aromas frutales como frutilla, limón y naranja.