Ejemplos de juegos predeportivos

7 marzo, 2012



En todo deporte existen reglas que establecen las condiciones de la actividad y un espíritu competitivo que hace nacer el deseo de ganar, ya sea de forma individual como grupal.

En un juego, en cambio, si bien también hay un reglamento y se persigue el propósito de vencer a los contrincantes, predominan las ganas de divertirse y de combatir el aburrimiento sin hacer hincapié en el gasto de energía físico sino en la recreación.

Cuando ambos conceptos se combinan, surgen propuestas interesantes como la de los denominados juegos predeportivos, una alternativa apta para toda clase de individuo en la cual se combina entretenimiento, estimulación y ejercicio físico.

En estos juegos inspirados en determinados deportes que se desarrollan sin otro objetivo que compartir un rato agradable entre amigos (es decir, se deja al margen el talento y la aptitud deportiva), son valiosas las habilidades que se puedan tener para realizar desplazamientos o para lanzar pelotas u otros objetos, pero no es necesario contar con un estado atlético o experiencia previa como deportista. Lo que importa en los juegos predeportivos, pues, es dejarse llevar por las ganas de jugar, divertirse y, por qué no, empezar de a poco a conocer las bases de ciertos deportes que generan pasión a nivel mundial.

En una institución educativa, por citar un marco concreto, el profesor puede proponer como juego predeportivo un pasatiempo inspirado en el fútbol que, por ejemplo, invite a los alumnos a dividirse en equipos y tratar de que unos hagan pases certeros con sus pies mientras que los integrantes del bando contrario luchan por interceptar la pelota y tomar posesión de ella.

Para iniciarse en el dominio de una raqueta de tenis, en cambio, se puede desafiar a los estudiantes a que intenten mantener controlado un objeto (que puede ser desde una naranja o manzana hasta una pelota de papel, una caja o tapa de plástico) a través de movimientos con la raqueta, la cual debe sacudirse para evitar que el material en cuestión caiga al piso.