Ejemplos de juicio moral

19 enero, 2012



El concepto de juicio no sólo hace referencia al proceso judicial que se lleva a cabo por conflictos que involucran a dos partes (denunciantes y acusados): también está asociado en ciertas circunstancias a las opiniones y a la facultad para distinguir el bien del mal.

Por eso, cuando se habla de juicio moral no se hace foco en una causa que concluirá con el fallo de un juez sino en un parecer muchas veces personal e incluso informal muy vinculado al acto de juzgar acciones o conductas de otros en base a criterios personales que defienden lo que se considera bueno y condenan lo que se entiende como malo.

En la actualidad, lamentablemente, está extendida la costumbre de emitir juicios de valor sobre cualquier asunto o episodio aún cuando uno no es experto ni posee experiencia en el tema que lo ha llevado a formular un juicio moral. Al respecto, hay que decir que la tendencia a realizar juicios morales ha llevado a una gran pérdida del respeto, la tolerancia y la paz a nivel social ya que muchas veces prevalecen las acusaciones, se juzga la moral y se lanzan ataques verbales destinados a quienes, de acuerdo a algunos, ha obrado mal.

Ejemplos de juicio moral:

– Una adolescente de 16 años de edad queda embarazada. Al enterarse de la situación, los vecinos de la familia comentan el asunto en el barrio y arman un juicio moral que pone en duda la educación que le brindaron a la joven, condenan que sea madre soltera y se dan la libertad de opinar que lo mejor sería que aborte para no arruinar su vida y no traer al mundo un bebé que no tendrá el respaldo de una familia constituida.
– Aparece en Internet un video íntimo que tiene como protagonista al director de una escuela, a quien se lo ve en situaciones comprometedoras con un hombre. Al enterarse, varios padres de alumnos de dicho colegio dejan de enviar a sus hijos a la institución no por el rechazo hacia el perfil exhibicionista de la autoridad sino por juzgar al material como prueba de la homosexualidad del hombre.