Ejemplos de juicios

4 enero, 2012



La palabra ‘juicio’ proviene del latín iudicĭum y refiere tanto a una facultad del alma que le permite al hombre diferenciar el bien del mal como al estado de sana razón que se contrapone al delirio y la locura. El concepto, además, está entendido como una opinión o dictamen, un pronóstico que los astrólogos hacen de los sucesos del año, como el proceso que desarrolla Dios sobre el alma humana cuando éste se separa del cuerpo y como el transcurso de una causa que llega a su fin cuando el juez designado pronuncia la sentencia.

En base a los múltiples significados enumerados, es posible ofrecer numerosos ejemplos de uso de este vocablo. Con el propósito de hacer más simple la comprensión de estas definiciones, entonces, a continuación citaremos expresiones que bien pueden demostrar cómo se emplea el término en la vida cotidiana.

“Don Mario no está en su sano juicio, sepan disculparlo”
“Nadie sabe con exactitud cuándo y cómo será el Día del Juicio Final”
“El odontólogo me recomendó extraer la muela de juicio”
“Mi hermana puso en tela de juicio lo dicho por mi padre”
“Aún no se ha confirmado la fecha del juicio oral”
“El periodista se comprometió a no emitir un juicio de valor a la hora de presentar la información”
“Gabriela le inició a su ex marido un juicio por alimentos”
“El recurso de juicio abreviado está en aumento”
“El profesor nos contó detalles de los denominados Juicios de Núremberg”
“El empresario perdió el juicio y tuvo que indemnizar a la víctima con 200 mil pesos”