Ejemplos de libertad

9 junio, 2011



La libertad es la facultad natural que posee el hombre para actuar de una u otra manera. Gracias a ella, que también se define como la condición de quien no es esclavo y que tampoco está en prisión, el ser humano es responsable de sus acciones.

Este término, en ocasiones, también funciona como sinónimo, atrevimiento u osadía, tal como se aprecia en expresiones como “Me tomé la libertad de llamar a su padre para contarle lo ocurrido” o “Parece que Juan se tomó demasiada libertad ya que anoche abusó de la confianza que depositamos en él”.

La libertad condicional, en cambio, es un beneficio que se le concede a ciertos delincuentes que atraviesan el último periodo de condena si su comportamiento es notable. “El juez decidió otorgarle la libertad condicional en reconocimiento a su buena conducta”, “Raúl Pozzo goza de libertad condicional desde hace cuatro meses”.

Cuando se habla de libertad de culto, por otra parte, se intenta hacer mención al derecho que tienen los seres humanos de elegir y practicar una determinada religión, así como la libertad de pensamiento o de expresión es aquella que garantiza la independencia para manifestar, defender y difundir opiniones personales.

Al respetarse las libertades individuales en todos sus sentidos, nadie debería afectar con sus actos a un tercero ya que cada individuo es consciente de los alcances y efectos de cada una de sus palabras y formas de actuar. Sin embargo, a veces la libertad se ve recortada por hechos de censura o quitada como resultado de la necesidad de juzgar y castigar un modo de proceder que ha perjudicado a alguien. Al prohibirse, por ejemplo, la comercialización de un libro por tener contenidos que atentan contra ciertos intereses o al ordenar la detención de alguien, se atenta contra la libertad.