Ejemplos de licitaciones

5 noviembre, 2012



Se conoce como licitación (una palabra que tiene su origen en el vocablo latino licitatĭo) al acto y consecuencia de licitar, es decir, de presentar una oferta conveniente por la prestación de un servicio o producto en el marco de un concurso público o subasta para adjudicarse el proyecto.

Según se desprende de la práctica, cada licitación puede tener características específicas y estar sujeta a diferentes clases de contrato, ya que pueden establecerse acuerdos de servicios; de suministros y de concesión y/o gestión de obras o servicios públicos, entre otros.

Si bien, por el significado que posee, este término no es de uso cotidiano para el común de la gente, la idea a menudo está presente en los medios de comunicación. Por esa razón, hoy quisimos recordar su definición teórica y compartir oraciones en las cuales se advierta la utilización correcta del concepto con el propósito de ayudarlos a comprender mejor esta noción. A continuación, entonces, algunos ejemplos que permiten descubrir en qué contextos se aplica la palabra “licitación”.

“Convocaron a una licitación para la construcción de un túnel”
“Las autoridades aprobaron la licitación pública para conceder la explotación de los centros turísticos de la zona”
“Tras ganar la licitación, la empresa comenzó las obras en el arroyo Marejú”
“Prevén lanzar una nueva licitación en los próximos meses”
“Esa licitación tiene un presupuesto de base estipulado en dos millones de pesos”
“Exigen controlar el proceso de licitación para evitar fraude”
“El Gobierno otorgó la licitación: las refacciones comenzarán en tres semanas”