Ejemplos de logaritmos

18 julio, 2011



El lenguaje matemático define como logaritmo al exponente al cual es necesario elevar una cantidad positiva para que dé como resultado un número determinado. A través de un logaritmo, pues, se simplifican los procesos de cálculos aritméticos.

Si se traslada esta definición teórica a la práctica es posible determinar una gran cantidad de logaritmos a modo de ejemplo, razón por la cual a continuación describiremos algunos para que les resulte más sencillo entender el concepto de logaritmo.

De aplicarse la teoría, es posible determinar que el logaritmo de 100 en base 10 es 2 ya que 100 es igual a 10 elevado a la potencia 2. La forma correcta de citar la operación es, en este caso, Log10 100 = 2 (es decir, la abreviatura de Logaritmo acompañada por un subíndice que funciona como base y, a continuación, la cifra de la cual se desea hallar el logaritmo).

Cabe destacar que cuando el logaritmo tiene como base al número 10 se trata de un logaritmo decimal, pero si el logaritmo tiene como base al número e, se dice que es un logaritmo neperiano.

Veamos otros casos concretos de logaritmos:

Log4 64 = 3
Log12 20736 = 4
Log5 3125 = 5
Log6 216 = 3
Log10 10000 = 4
Log100 10000000000 = 5
Log8 512 = 3