Ejemplos de luz

19 octubre, 2012



Frente a palabras que cualquiera de nosotros menciona con frecuencia resulta algo complicado encontrar datos que agreguen información interesante a lo que ya se sabe. Esto ocurre, por ejemplo, al hacer referencia a luz, un término que citamos cuando deseamos hacer mención a la iluminación de un lugar o a la claridad que ofrece el sol y que nos permite visualizar cosas, espacios y organismos.

Pese a ser un vocablo de uso común, en esta oportunidad intentaremos resaltar aspectos poco conocidos sobre él con el propósito de ayudarlos a ampliar sus conocimientos generales.

En primer lugar, podemos indicar dos orígenes de una misma raíz latina. El primero encuentra como antecedentes a las nociones de lucis y lux y abarca cuestiones relacionadas a los destellos, fenómenos y radiaciones que iluminan. El segundo, en cambio, procede de lucĭus y se acepta como sinónimo de merluza, aunque ya casi no se usa esta acepción.

Como sabrán, existen múltiples categorías para enmarcar a cada fuente de luz que se aprovecha, se disfruta o se utiliza para cada ocasión. En este sentido, se puede decir que la idea de luz natural refiere directamente a la que se obtiene del Sol, mientras que la luz artificial es aquella que se logra a través de la electricidad.

Hay, además, modalidades de iluminación, entre las cuales aparecen la opción de las luces cenitales (que iluminan desde una determinada altura o techo), luces primarias (surgen del objeto luminoso de manera directa) y luces tenues (sutiles para no iluminar por completo el ambiente), por citar algunas.