Ejemplos de minerales

1 julio, 2011



Un mineral es una pieza sólida, homogénea y natural de perfil inorgánico que se encuentra tanto en la superficie de la Tierra como así también en las diversas capas de la corteza del globo.

Como esta sustancia beneficia a múltiples sectores industriales, los minerales son codiciados por el ser humano ya que les permite producir productos como vidrio, joyas y materiales para la construcción.

Del grupo conocido como mineral forman parte el cuarzo (mineral óxido compuesto por dióxido de silicio que posee propiedades piezoeléctricas, un comportamiento resonante y poder abrasivo), el teluro de oro (mineral metálico descubierto en 1861 del cual se pueden obtener oro y telurio), la anhidrita (mineral compuesto por sulfato de calcio anhidro que, al ser expuesto al agua, se transforma en yeso) y la mimetita (mineral arseniato que se destina, por lo general, al coleccionismo).

Más difícil de encontrar es la caledonita, un mineral sulfato que se halló por primera vez en 1832 y, desde entonces, es codiciado por su belleza y color. Se trata de una pieza rara que se localiza en áreas de oxidación de los yacimientos de minerales de cobre.

La baritina (útil en la producción de agua oxigenada y litopón), la calcita (mineral del grupo de los carbonatos que permite realizar, entre otras actividades, el tallado de esculturas), el natrón (mineral que le sirvió a los antiguos egipcios en el proceso de momificación y supo beneficiar la fabricación de cerámica vítrea) y la dolomita (mineral formado por carbonato de calcio y magnesio que se emplea como fuente de magnesio y para la fabricación de materiales refractarios) son otros tipos de minerales.