Ejemplos de misión

26 noviembre, 2012



La palabra misión deriva del vocablo latino missĭo y, según se advierte al consultar el diccionario de la Real Academia Española (RAE), puede aplicarse en distintos contextos de la vida cotidiana debido a sus múltiples significados.

La teoría indica que, en su sentido más amplio, misión es un término que refiere al acto de enviar o habilitar a alguien para que éste cumpla un determinado propósito o desarrolle alguna actividad en especial. Desde el punto de vista religioso, asimismo, da nombre al lugar donde se hospedan y predican los misioneros, así como también identifica al recorrido que realizan los religiosos que predican el Evangelio en distintos pueblos.

Resulta interesante resaltar que las misiones pueden clasificarse en función del ámbito en el cual se desarrollen. Así, entonces, es posible distinguir entre misiones espaciales, misiones religiosas, misiones empresariales y misiones diplomáticas, entre otras.

A continuación, compartimos algunas oraciones que permiten ayudar a comprender cómo se traslada a la práctica el concepto de misión en sus diversas variantes.

“En esta etapa del juego, la misión que el jugador debe cumplir para avanzar al siguiente nivel gira en torno a la búsqueda de una piedra preciosa”
“Gracias a la colaboración de todos ustedes, ya se reunió el dinero para la intervención quirúrgica de Mariano. Ahora sí podemos decir, orgullosos, que la misión está cumplida”
“Ganarle a ese equipo parece ser una misión imposible”
“Las autoridades planean enviar una misión de paz a la zona de conflicto”
“La misión del médico es buscar la forma de devolverle el bienestar al paciente”