Ejemplos de mitos teogónicos

29 junio, 2011



De las narraciones maravillosas que se conocen bajo el nombre de mitos y están protagonizadas por personajes de origen divino, raíz sobrenatural o perfil heroico existen muchos tipos, pero en esta oportunidad sólo haremos mención a los de características teogónicas.

Según se advierte al analizar cada clase de mito reconocido, a diferencia de los cosmogónicos que intentan dar un respaldo verídico a la creación del mundo, los teogónicos hacen foco en el surgimiento de los dioses.

En base a esta definición, pues, se puede decir que esta categoría agrupa a los relatos que narran el nacimiento de deidades como Hunahpú e Ixbalanqué (gemelos que, según se relata en el Popol Vuh, surgieron de la unión de Hun-Hunahpú y la doncella Ixquic), Atenea (diosa de la mitología griega que nació armada desde la cabeza hasta los pies) y Poseidón (dios del mar, las tormentas y los terremotos que, de acuerdo a la leyenda, era uno de los hijos de Crono y Rea).

Valiéndose de este tipo de mitos, uno puede descubrir también los orígenes de figuras como Astrea (diosa virgen que atesoraba en sus brazos los rayos de Zeus, pero de quien no hay precisiones en cuanto a sus progenitores ya que hay versiones que la ubican como descendiente de Astreo y Eos, mientras que otros la presentan como hija de Zeus y Temis) y Artemisa (diosa helena de la caza, los animales salvajes, los nacimientos y las mujeres que, de acuerdo a la mitología griega clásica, era hija de Zeus y Leto y hermana gemela de Apolo).