Ejemplos de modo imperativo

14 diciembre, 2012



La gramática contempla una categoría amplia conocida como modo que permite describir, en un gran número de lenguas, el poder y el sentido de la predicación verbal presente en cada oración.

Entre las diversas modalidades existentes aparece, como el título de este artículo lo adelanta, el imperativo, un modo que tiene la particularidad de englobar expresiones en las cuales, a través de un verbo, se dan órdenes, ruegos, exhortaciones o mandatos. En la lengua española, dice el diccionario de la Real Academia Española (RAE), este modo acepta la combinación con pronombres de carácter enclítico.

Si bien la teoría puede ayudar a comprender en qué consiste el modo imperativo, para asimilar la información y aprender a reconocer entre un grupo de oraciones sólo a aquellas que reúnen las condiciones para ser definidas como parte del conjunto del imperativo nada mejor que tener a disposición ejemplos concretos. Por esa razón, a continuación compartiremos algunas expresiones posibles en modo imperativo para que puedan servirles de referencia.

“¡Márchate, no quiero verte más por aquí!”
“¡Corre y avísale pronto a la madre!”
“¡Saca tus zapatos de arriba de la mesa!”
“¡Dame eso: es mío!”
“Cierra la puerta con llave”
“Tirá ese vestido y comprate uno nuevo”
“¡Ven a buscarlo mañana!”
“¡Devuelve ya mismo lo que acabas de robar!”
“¡Cuéntale todo lo que has visto!”
“Confía en mí, déjame ayudarte”
“No te quedes callado… ¡defiéndete!”
“Suelta el revólver y tírate al piso: ¡es una orden!”
“No comas más chocolate, te hará mal”
“¡Cállate, ya he oído suficiente!”