Ejemplos de moral

11 julio, 2011



La moral es el conjunto de acciones, pensamientos y conductas que rigen la vida de un ser humano para orientarlo sobre el bien y el mal, es decir, sobre el camino correcto o incorrecto.

En la vida cotidiana, este concepto que a menudo es utilizado como sinónimo de ética queda en evidencia en numerosas circunstancias, de las cuales vamos a describir algunas a fin de reflejar cómo se aplica en concreto lo que apunta la teoría sobre este término.

La moral, por ejemplo, puede llevar a un individuo a no optar por la corrupción para conseguir el propósito buscado o, según el caso, a no aceptar coimas para generar y obtener beneficios.

Asimismo, se puede observar integridad moral en una persona que avanza por la vida con una conducta inmejorable, decente y honrada, que no se deja comprar por el dinero ni se debilita ante las tentaciones que aparecen en su camino. Su buena conciencia y su línea de pensamiento, pues, se reflejan en sus actos y no hay allí, por lo tanto, un doble mensaje.

Un caso de doble moral, en cambio, podría estar representado por un hombre poderoso que asegura frente a colegas y allegados confiar en las capacidades femeninas para el manejo de una empresa y, sin embargo, en su compañía no destina a ninguna mujer a los cargos más relevantes. Este panorama, por lo tanto, podría explicarse como el desarrollo de un perfil social para dejar una buena imagen alejada de la idea del machismo que no se sustenta en la realidad.