Ejemplos de moraleja

4 diciembre, 2012



Se conoce como moraleja a la lección que intenta dejar el contenido de una fábula, un cuento, una anécdota o cualquier historia que pretenda dejar una enseñanza. En el mundo de las letras abundan las moralejas, sobre todo dentro de la literatura destinada a los niños.

Un relato protagonizado por un perro callejero que evita que el pequeño hijo de quien fuera su amo muera ahogado tras caer al río, por ejemplo, puede intentar dejar como moraleja la idea de la nobleza y la falta de rencor de los canes.

Más allá de que a lo largo de la historia han surgido infinidad de relatos que dejaban una moraleja, hay algunos que permanecen en la memoria de numerosas generaciones de personas. Así ocurre con la fábula conocida como “La cigarra y la hormiga”.

En esa historia cuya autoría se le atribuye a Esopo, la trama se centra en dos animales con actitudes muy diferentes: por un lado, la hormiga que trabajó duro durante todo el verano, y por otro la cigarra, que aprovechó ese tiempo para cantar y no preocuparse. Al llegar el invierno, la cigarra le pide ayuda a la trabajadora hormiga, quien según el autor que cuenta la historia le ofrece asistencia, o no, a la cigarra. La moraleja más popular de esta fábula gira en torno a que trabajar tiene su recompensa (en este caso, la posibilidad de sobrevivir y no necesitar ayuda de nadie) mientras que no hacerlo y no esforzarse puede costar muy caro y pagarse, incluso, con la propia vida.