Ejemplos de motivación intrínseca

7 febrero, 2013



El ser humano tiene, a lo largo de su vida, múltiples motivaciones para desarrollar diversas clases de tareas e ilusionarse con cumplir determinados sueños. Asimismo, en el campo laboral tiene motivaciones que lo llevan a querer progresar y a escalar posiciones como trabajador.

Motivaciones intrinsecasDe todo eso, como sabrán muchos de ustedes, ya hemos hablado en EjemplosDe.com.mx. Por esa razón, hoy estamos en condiciones de aportar información sobre estímulos desde una perspectiva complementaria: haciendo foco en las denominadas motivaciones intrínsecas.

Este concepto, según establece la teoría, abarca a todas aquellas actividades que alguien realiza por mero placer y no porque tiene una obligación o un incentivo que lo obligue a concretarlas, como puede ocurrir cuando hay dinero de por medio o está en juego cualquier otra recompensa que entusiasma al individuo de manera externa, por citar una posibilidad. Expresado con otras palabras, puede decirse que la motivación intrínseca es aquella que nace de nosotros mismos por la necesidad y el deseo, nada más ni nada menos, que de disfrutar una cierta actividad.

Tener un hobby (como el de coleccionar monedas, pintar cuadros, armar rompecabezas o atesorar antigüedades, entre otros) y reservarse algún momento de la semana para llevar a cabo un plan vinculado al ocio y al disfrute personal (como lo puede ser la lectura, ir al cine, ver obras de teatro, salir a cenar en pareja, organizar una jornada de pesca con amigos, etc.), por ejemplo, son cuestiones que, por todo lo que suponen, se enmarcan en la categoría de motivaciones intrínsecas.