Ejemplos de negociación

21 junio, 2011



Una negociación es aquella interacción que se produce entre personas o corporaciones con el propósito de lograr algún tipo de beneficio. Esta operación puede llevarse a cabo para comercializar productos, tratar cuestiones públicas, resolver asuntos de tinte diplomático o, simplemente, para conseguir una convivencia armoniosa.

Cuando, por ejemplo, un sindicato de trabajadores plantea sus exigencias ante un grupo empresario y ambas partes se reúnen a fin de llegar a un acuerdo, se habla de negociación colectiva.

En cambio, de reunirse un canciller con autoridades de otro país para resolver conflictos que involucran a ambas naciones (tal como sucede, por ejemplo, frente al tema de las Islas Malvinas que aún marca distancias entre la República Argentina y Reino Unido), se trata de una negociación diplomática.

También puede producirse una negociación entre clubes de fútbol por un determinado jugador. En este caso, existe una entidad interesada en un integrante de otro plantel que lleva a la autoridad máxima del primero a ponerse en contacto con los directivos del segundo para evaluar posibilidades y convenir un acuerdo que le sirva a ambas partes.

Como la negociación es un proceso que no reconoce límites, es posible hallar evidencias de este asunto en la vida cotidiana y con la familia como ejemplo, ya que un padre y un hijo pueden negociar privilegios a cambio de compromisos (si el menor estudia, su progenitor cede y lo consiente en algún capricho o pedido), así como puede ocurrir que una pareja negocie ciertos planes para que ambos estén conformes (el hombre mira partidos de fútbol en la cama matrimonial todos los domingos pero no pone reparos si ella elige en el cine una comedia romántica).