Ejemplos de neologismos

22 junio, 2011



Un neologismo, indica la Real Academia Española, es aquel vocablo o giro nuevo que se admite en un determinado idioma para nombrar actividades, objetos o cuestiones que hasta ese entonces no existían.

Para comprender mejor esta definición que intenta describir de qué se trata un neologismo, nada mejor que recurrir a los ejemplos que pueden hallarse en la lengua española.

En los últimos años, por ejemplo, se empezó a emplear el término opinólogo para hacer mención a todos aquellos individuos que, sin conocimiento de causa ni preparación académica previa, se permiten en cualquier medio de comunicación opinar, analizar o juzgar situaciones como si fueran verdaderos expertos en la temática abordada.

Asimismo, narco-estado fue admitido como concepto que describe con precisión a aquellas naciones que, a nivel institucional, están influenciadas en gran medida por el narcotráfico.

El avance de la tecnología, por otra parte, permitió el nacimiento de palabras como internauta (aquel que navega por Internet), ciberespacio (ámbito artificial creado por herramientas informáticas), postear (publicar un contenido en Internet) y emoticón (símbolo gráfico que se emplea en correos electrónicos o conversaciones en línea como recurso para expresar estados de ánimo), por citar algunas.

Agroecología (referente a la agricultura ecológica), lookeado (persona arreglada con esmero y bajo su criterio personal para una determinada ocasión), bioclimático (asociado al medio ambiente y a los organismos vivos) y energizante (que brinda energía) son otras expresiones que adquirieron relevancia en los últimos años y, por lo tanto, se sumaron al extenso listado de neologismos en español.